E-Mail: info@acordare.com

Qué es la mediación.

El proceso de mediación

Acordare / Qué es la mediación

Para ACORDARE, la Mediación es una manera diferente de afrontar y gestionar los conflictos interpersonales, de una forma eficaz, económica y ágil. Se trata de un proceso estructurado alternativo a la vía judicial, confidencial, voluntaria para las partes, en la que un tercero, la persona Mediadora, trata de restablecer la comunicación entre las partes permitiendo que puedan encontrar los mejores acuerdos.

Características diferenciales y ventajas de la mediación

El proceso de Mediación atesora una serie de ventajas que le diferencian de otros sistemas de resolución de conflictos:

  • Es eficiente porque permite ahorrar tiempo y costes -tanto económicos como emocionales- respecto a procesos alternativos como el arbitraje o el sistema judicial.
  • Son las propias partes las que acuerdan sobre aquellos temas, intereses o necesidades que consideren importantes a tratar.
  • La persona mediadora facilita y dirige el proceso, pero no juzga ni toma decisiones, ofreciendo a las partes un modelo de comunicación diferente y positivo, basado en la escucha, la conversación y la participación activa en la búsqueda de sus soluciones.
  • Al contrario de lo que ocurre generalmente con los procedimientos judiciales, el proceso de mediación es privado, y la información que se utiliza, así como los acuerdos a los que se llega, son materia confidencial.
  • Es un proceso que debe ser necesariamente voluntario y flexible, en su inicio y en su fin. Tanto las partes como la persona mediadora pueden decidir no continuar y poner fin al mismo cuando lo estimen oportuno.
  • La voluntad de las partes, expresada en el acuerdo que pone fin a la mediación, puede tener la consideración de título ejecutivo, si así lo desean las partes, elevándolo a instancia judicial o a escritura pública ante Notario.
  • Los acuerdos,  al haber sido alcanzados por las propias partes, tienen un mayor índice de cumplimiento.
  • Aun no siendo el objetivo principal, al ser una técnica basada en la comunicación, en ocasiones puede producir  cambios personales en cuanto al estilo de afrontar los conflictos y permite que el diálogo vuelva a fluir entre las partes intervinientes.
  • Los acuerdos alcanzados, no tienen la rigidez de una sentencia judicial. Suelen vincularse a las circunstancias particulares de cada situación concreta, y pueden revisarse siempre que alguna de las partes así lo desee.
Volver Arriba
Personas y Cambio